Stalin, Churchill y la Conferencia de Yalta

Gori, Georgia 2012; Palacio de Blenheim, Reino Unido  2018; Yalta, Ucrania 2010.

DSCN2908

Churchill, Roosevelt y Stalin en Yalta, 1945

Las circunstancias, y esta vez no han sido casuales, me han llevado a los sitios natales de dos de los más influyentes personajes de la Segunda Guerra Mundial y también al lugar donde se firmó el acuerdo entre las potencias vencedoras, dividiendo el mundo entre la URSS y los países occidentales.

A continuación les contaré mi sorpresa ante la diferencia que existe en todo sentido de los lugares de nacimiento de Iosif Stalin y Wiston Churchill, ambos nacidos en la década de 1870, tratando de entender como hombres de un origen tan distintos, principalmente en cuanto a lo social y económico, pudieran ser los actores principales por parte de los aliados, en la II Guerra Mundial. Finalizo con las impresiones en Yalta donde estos dos hombres, secundados por Roosevelt, se dividieron el mundo, con una decisión que afectó por décadas la vida de decenas de países y de centenares de millones de personas de varias generaciones, algunos beneficiados y otros perjudicados.

Stalin. Durante mi viaje a Georgia en el 2012, comenzamos por la capital Tibilisi, donde hay muy poco para destacar, más allá de algunas viviendas destruidas, de algún intento para modernizar el país como el vistoso Puente de la Paz sobre el río Kurá y también algunos restaurantes con excelente comida local.  Luego hicimos un viaje por el interior, donde visitamos los monasterios Mtskheta, Bobde, Telave y también el de Alaverdi en la región de Kajetia donde se celebra el festival de vinos monásticos y donde se viene haciendo vinos desde hace más de un milenio y en el cual nos atendió el monje que se ocupaba de la enología, que de riguroso sport nos ofreció una degustación de sus muy buenos vinos.

El Puente de la Paz, un plato típico y el monje-enólogo en el monasterio de Alaverdi

Sin embargo el punto que más me interesaba de Georgia era visitar Gori, la ciudad natal de Stalin, el férreo líder la URSS desde 1922 hasta su muerte en 1953. Stalin fue un líder despiadado, independiente de su ideología con la que se puede o no coincidir. Para mantenerse en el poder sofocó cualquier tipo de disidencia, pero lo más notable no ha sido eso, sino que, sin razones aparentes, realizó purgas que abarcaron a sus más cercanos familiares y colaboradores, los líderes del ejercito y civiles de su entorno. Todos ellos terminaron ante los pelotones de fusilamiento o fueron deportados a los campos de trabajo de Siberia, en condiciones infrahumanas que no dejaban sobrevivientes al cabo de algunos meses o años. Seguramente no hay una cifra exacta de los que murieron durante el período stalinista, algunos ubican la cifra en el orden de 20 millones de seres humanos, incluyendo entre 6 y 8 millones de ucranianos que murieron como consecuencia de la gran hambruna de 1930 al 37, diseñada y ejecutada de manera sistemática desde el Kremlin.

Sin embargo a pesar del rechazo que genera la figura del líder en todos los países de la ex URSS, incluido en Georgia, en Gori es un personaje querido y valorizado, ya que lo consideran el hijo dilecto de la ciudad y el georgiano más famoso de la historia.

También siendo objetivo, hay que reconocer que Stalin en las tres décadas de su gobierno ha modernizado la URSS pasando de un país campesino a una potencia mundial, con una industria atómica y espacial, que pocos países lograron. Esto me hace acordar de la frase de una amiga italiana, perteneciente al Partido Comunista, que criticaba a Mussolini no por lo que había hecho, sino cómo lo hizo. Sutil diferencia ….

Aquí en Gori hay un museo muy importante en honor a Stalin que evita algún comentario desfavorable sobre el líder, sino que se limita a recopilar en orden cronológico fotos, documentos, mapas y objetos relacionados con su vida y la de la URSS de aquel entonces. Completan la muestra documental el vagón de tren que usaba Stalin en sus desplazamientos de larga distancia (en cuyo sillón tuve la irreverencia de sentarme) y una reproducción de la casa donde nació.

El museo de Stalin en Gori y su tren personal

Esta casa, de construcción sumamente humilde de madera y ladrillo, construida en el mismo lugar de la casa original, compuesta de dos ambientes, uno de los cuales el padre de Stalin había alquilado a un artesano y el sector de la familia es un solo ambiente donde está tanto el comedor como la cama. Stalin, que vivió allí hasta los 14 años, no tuvo una infancia acomodada ni mucho menos.

Una de las cosas que más me llamó la atención de la casa fue un par de cartas de unas pocas líneas dirigidas a su madre. La primera fechada en junio de 1935, la inicia con un “Saludos madre querida”, luego se interesa por el estado de salud de ella y hace referencia que le envía a sus hijos y que si puede, el también la va a ir a visitar. Finaliza con un “que te sientas bien, un beso, tu Soso”

La segunda, de marzo de 1937, hace referencia a la recuperación y buena salud de su madre y dice “evidentemente nuestro clan es fuerte. Yo también estoy fuerte” La finaliza con “Viva por muchos años madre querida. Tu Soso”

Casa natal de Stalin y cartas a su madre

Me impresionó mucho que una persona a la que no le temblaba el pulso de mandar a matar a millones, aún a parientes cercanos y colaboradores, tuviera un trato tan cariñoso con su madre, igual al que puede tener cualquier muy buen hijo.

La ciudad moderna de Gori es sumamente anodina, todos sus edificios son iguales de unos pocos pisos de altura, en evidente estado de deterioro. Culminamos la visita en un muy modesto restaurant.

Chrurchill. Los comentarios de amigos viajeros me llevaron a visitar el Palacio de Blenheim, en Oxfordshire, lugar natal de Wiston Churchill. El líder británico fue polifacético, no sólo un político y orador excepcional, sino también con una vida aventurera que lo llevó a ser soldado en Sudan en la segunda guerra Boer, en la primera Guerra Mundial y ser corresponsal de guerra en Cuba y en la de los Boer. También fue un escritor de nota, logrando el Premio Nobel de Literatura en 1953.

Como político tuvo un desempeño brillante durante 50 años, principalmente hay que destacar su actuación en tiempos de guerra, logrando la cohesión de Inglaterra y los pactos políticos, aun con quienes estaban en las antípodas de su pensamiento, como era el caso de Stalin, lo que permitieron a los aliados ganar  la Segunda Guerra Mundial.

Recuerdo una frase de mi padre, en la que citaba a Churchill “si se nos está incendiando la casa y un vecino con mala reputación se acerca con un balde de agua, no lo podemos rechazar” Yo no sé si esa frase fue de Churchill o no, pero era bien gráfica acerca del pragmatismo de la alianza con Stalin para superar a la Alemania de Hitler.

Volviendo al lugar natal, Churchill pertenecía a la familia de los duques de Marlborough linaje establecido en 1702. El inmenso palacio de Blenheim fue construido entre 1705 y 1722 en el poco frecuente estilo barroco inglés. Además de la magnificencia de su edificio principal, cuenta con un arco de triunfo de entrada y unos enormes jardines que incluyen un curso de agua y un lago. En algún momento albergó una biblioteca de 18.000 volúmenes e importantes colecciones de arte, incluso un Rafael, pero el derroche de algunos miembros de la familia, hicieron que se tuvieran que vender para pagar las deudas.

 

Palacio de Blenheim, casa natal de Wiston Churchill

Churchill pasó gran parte de su infancia internado en distintos colegios, donde debido a su carácter rebelde e independiente, no se destacaba en sus estudios, salvo en matemáticas e historia. Es un caso típico de aquellos que sin ser excelentes estudiantes luego desarrollan capacidades especiales para la vida real.

Yalta. Durante nuestro extenso viaje por Ucrania, decidimos visitar Crimea, lo que fue una buena idea, porque en los tiempos que corren, no sería oportuno ir allá. Luego de una visita a la hermosa casa de Chekov, convertida en un cálido museo, fuimos al Palacio Livadia, donde se realizó en 1945 la Conferencia, en la que participaron los tres máximos dirigentes de las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial.

DSCN2870

En el Palacio, rodeado de hermosos jardines, vivió el Zar Nicolás II y la visita tiene dos partes bien diferenciadas, la que corresponde a donde se desarrolló la Conferencia y los aposentos personales del zar  y su familia, con profusión de objetos y fotografías.

El zar Nicolás II en el Palacio de Livadia

En el sector de la Conferencia, se visita la inmensa sala donde se celebró, la mesa que usaron los tres líderes con las banderas de cada uno de los países y las fotografías de aquella reunión trascendente.

En la Conferencia, realizada del 4 al 11 de febrero de 1945, se reunieron Churchill, Roosevelt (ya muy enfermo) y Stalin, acompañados de decenas de asesores militares y políticos, como lo muestran las numerosas fotografías que adornan sus paredes. Los temas tratados fueron las decisiones más importantes a tomarse dada la inminente caída de Alemania. Los tópicos más relevantes fueron la división de Alemania en cuatro sectores (dando a Francia uno de ellos por “amabilidad”, a pesar de los pocos logros que tuvieron durante la guerra), da definición de las indemnizaciones de guerra que se cobrarían a Alemania, la futura creación de las Naciones Unidas y la “cuestión polaca” donde Estados Unidos procuró evitar el dominio soviético sobre este país.

La sala de la Conferencia de Yalta y la mesa de los líderes

El delicado estado de salud de Roosevelt y tal vez el mal asesoramiento de algunos de los miembros de su equipo, le dio a Stalin la posibilidad de avanzar en la su objetivo de dominar Europa del este, mucho más de lo que hubiera deseado Churchill. Algunos historiadores señalan a la Conferencia de Yalta como el inicio de la Guerra Fría, y es posible que haya sido así.

Reunión de trabajo en Yalta

No deseo extenderme más sobre la Conferencia de Yalta, pero si dar mi impresión personal, que para mi Stalin fue el gran ganador de la Conferencia.

Cuando ya anocheciendo caminaba en la costanera de Yalta, pensaba que tuve la suerte de conocer el lugar donde se ha definido la suerte de millones de personas. Allí los tres líderes decidieron el futuro de democracia de algunos y de sumisión al poder soviético de otros. También se decidió acerca del bienestar y las libertades individuales que gozaron la mayoría de los países de Europa Occidental en las décadas siguientes a la finalización de la guerra, mientras que muchos otros millones de personas ubicados en Europa del Este tuvieron un menor bienestar y una limitación de las libertades individuales. Todo ello sin contar las familias que fueron separadas con la división de Alemania.

Última reflexión.  Repito lo que señalé al inicio de esta nota, sobre dos personas que con muy diferentes orígenes sociales y económicos, por méritos propios lograron transformarse en los líderes más poderosos del mundo. Uno podría haber sido un noble holgazán, dedicado a los placeres de la vida aristocrática; mientras que el otro podía no haber sido más que un campesino o un zapatero como su padre. Sin embargo ambos demostraron que las capacidades individuales y la vocación de progreso, los ubicaron en un plano superior.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s